¿Guerra de privacidad de datos?

¿Nos dirigimos hacia una guerra de confidencialidad de datos de las  tecnológicas?

Nasdaq Apple, Google & Facebook stocks, end of november 2018

Source: Nasdaq.com

Si aún no lo has hecho, podría ser interesante escuchar a Tim Cook, CEO de Apple, que habló, el 24 de octubre pasado, en el Parlamento Europeo. Aprovechó la oportunidad para hacer su pequeño marketing, por supuesto. Pero más allá de sus objetivos como líder de una corporación multinacional, lo que es interesante en su discurso es la forma en que defiende ferozmente la confidencialidad de datos.

Descubrimos una nueva característica de este empresario: la agresividad. De hecho, estábamos acostumbrados a un Tim Cook bastante cauteloso, un hombre conservador, desde un punto de vista comercial, que transmitía confianza precisamente por su moderación. Alguien que podía llegar a ser aburrido, sobre todo ante la inevitable comparación con su predecesor, el mítico Steve Jobs. ¿A qué podemos atribuir este nuevo enfoque?

En los últimos tres meses hasta ayer, Apple perdió el 21% de su valor bursátil, por el 11% de Google y el 22% de Facebook. Sin embargo, el descenso parece haberse corregido desde mediados de noviembre, después, no lo olvidemos, de la campaña del Black Friday, que ha existido en Estados Unidos desde los años sesenta y donde siempre ha tenido un gran impacto. ¿Se trata de una nueva tendencia o de una ligera fluctuación? Continuará…

En cualquier caso, la empresa de Cupertino, desde la época de Steve Jobs, siempre ha hecho, de la protección de datos, uno de sus valores fundamentales. Y ello a pesar de que ha suscitado sospechas al respecto. Por ejemplo, en 2010, en Estados Unidos, un grupo de usuarios presentó una queja contra la empresa por vender datos de usuarios a terceros. Algunas aplicaciones de iPad y iPhone se verían afectadas.

En cualquier caso, sin nombrarlos directamente, el Sr. Cook habla de…

“complejos industriales de datos “

refiriéndose, muy probablemente , entre otros, a Alphabet (Google, Youtube, Android…) y Facebook (Instagram, Whatsapp,…)

“Tu perfil está sujeto a algoritmos que pueden servir para contenidos cada vez más extremos, transformando nuestras preferencias inofensivas en creencias endurecidas.”

¿El lobo ha decidido ponerse la piel de cordero? ¿O se trata de una verdadera defensa del derecho a la intimidad?
Y añadió, categóricamente:

“Es vigilancia. Y estos almacenamientos de datos personales sólo sirven para enriquecer a las empresas que los recolectan”

El Sr. Cook probablemente elige sus palabras muy cuidadosamente. Y la palabra vigilancia va mucho más allá del vocabulario habitual del Big Data corporativo. La vigilancia ya no es una palabra de marketing, sino otra cosa. ¿Debemos entender que el Sr. Cook está tratando de advertirnos sobre un peligro? ¿un peligro que va más allá del ámbito de los negocios y que está directamente dentro del ámbito de la política, o incluso del de la policía?

También tuvo unas palabras para la Inteligencia Artificial:

“Para que la Inteligencia Artificial sea verdaderamente inteligente, debe respetar los valores humanos, incluida la privacidad. Si nos equivocamos, los peligros son profundos. Podemos lograr ambas cosas: una Inteligencia Artificial extraordinaria y también unos estándares de privacidad extraordinarios. No es sólo una posibilidad, es una responsabilidad.

En la investigación de la Inteligencia Artificial, no debemos sacrificar la humanidad, la creatividad y el ingenio que definen a la inteligencia humana”

Dirigiéndose a los representantes de la Unión Europea, acerca de su nuevo reglamento de protección de datos:

“Gracias por su trabajo, por su compromiso con la posibilidad de una tecnología centrada en las personas”

Esto demuestra claramente que Apple se está posicionando estratégicamente del lado de la Unión Europea, enfrentándose frontalmente a otras empresas tecnológicas. Su objetivo parece ser el de recuperar la cima del mercado de los smartphones, con respecto a Android (Alphabet, Google, Youtube,…) Un mercado, el de los smartphones, que está empezando a mostrar claros signos de madurez. Y, al mismo tiempo, estaría intentando deshacerse de la presión sofocante de un auténtico pulpo de las redes sociales: Facebook (Instagram, Watsapp). En este sentido, también será interesante ver la posición de Microsoft (Linkedin, Skype, Bing,…)

Sin embargo, es difícil de creer que haya una sola gran empresa multinacional en el mundo que no recoja e intercambie datos de sus usuarios. Desde los años 50, la elaboración de perfiles de clientes es mencionada constantemente en los manuales de marketing. Pero esto puede variar de un caso a otro. Por ejemplo, para Google y Facebook, podría ser una actividad casi exclusiva, mientras que para empresas como Apple o Microsoft no lo es, porque su diversificación es enorme.

Aparentemente, la nueva dirección estratégica de Apple sería atacar sin descanso a las empresas que dependen en gran medida del mercado de datos. Ello, por dos razones: primero, para derrotarlos como competidores. La segunda razón de esta estrategia podría ser el deseo de autolimpieza, en relación con el respeto de la privacidad del usuario.

De este modo se alcanzarían dos objetivos: por una parte, aumentar su cuota de mercado en comparación con la de sus competidores y, por otra, ganarse la confianza casi ciega de sus usuarios, que, por tanto, ya no dudarían en compartir sus datos privados a través de la Red, ya sea en iTunes o en otras plataformas en línea.

El hecho de que Apple aplauda el trabajo de la Unión Europea en defensa de la protección de datos es muy positivo. Pero no debemos olvidar que esta empresa es enorme, tiene recursos casi ilimitados y que, en el caso de una investigación, la relación entre ella y las autoridades públicas sería comparable a la de Goliat y David. Ventaja para Apple, por supuesto. Esto podría plantear enormes dificultades a las autoridades públicas para detectar posibles infracciones del Reglamento de protección de datos.

Además, el sector tecnológico sufre una enorme concentración y este nuevo movimiento de Apple, llevado a sus últimas consecuencias, podría llevar a una concentración aún mayor. De hecho, estaríamos acercándonos a la “gobernanza empresarial” en contraposición a la “gobernanza democrática” en un mercado, el de la tecnología, que ha mostrado una tendencia creciente a engullir a todos los demás. Ésto podemos verlo, por ejemplo, en la extraordinaria expansión de Amazon, en todas las direcciones, durante los últimos tres años.

ENLACES EXTERNOS:

The Week in Tech: Apple Goes on the Attack – By Jack Nicas
New York Times

Apple Is Worth $1,000,000,000,000. Two Decades Ago, It Was Almost Bankrupt
New York Times

What is Black Friday ?
The BlackFriday.com

Les 5 choses à savoir sur le Black Friday, qui se déroule ce vendredi (20.11.2018)
Le Nouvelliste

The Betrayal of Adam Smith – When Corporations Rule the World
by David C. Korten

David Korten
Official Website

THE PRICE OF CIVILIZATION – By Jeffrey D. Sachs
Editor’s Website

Amazon, une multinationale à laquelle rien ne résiste
Le Temps

Apple Inc. litigation
Wikipedia